Pronunciamiento de CAMEXA con respecto al inicio de la renegociación del TLC

Los socios de CAMEXA ven con agrado que el gobierno estadounidense inicie las negociaciones sin demandar cuotas o nuevos impuestos para productos específicos.

Todos los involucrados tienen que tener muy claro que un gran número de empleos depende directamente del funcionamiento del TLC; no sólo en México, también en los Estados Unidos y Canadá. Durante los últimos años se ha formado entre México y los Estados Unidos un conjunto productivo que va más allá de la frontera. Hay productos que en el proceso del ensamblaje cruzan varias veces la frontera entre ambos países. Inferir en este complejo sistema de producción tendría un impacto negativo en los empleos tanto en México como en los Estados Unidos.

En caso de que las negociaciones no prosperen y el TLC deje de funcionar, automáticamente entrarían en vigor las reglas de la OMC. En cuanto a los impuestos, estas reglas son mucho más benéficas para México que para Estados Unidos. En concreto, impondrían menores impuestos a las exportaciones de México a Estados Unidos que al flujo de mercancías en la dirección inversa.

Volver